Admin: Borrar Mensaje Patxi y Lola

  • Host: 195.53.248.89
  • IP: 195.53.248.89
  • Navegador: Netscape 5.x
  • S.O.: Windows XP
email  [email protected]
www 
Fecha  5/08/2015 14:33

Islandia, julio 2015
Mensaje
Esperábamos mucho de Islandia, la verdad. Las personas que ya habían estado con las que hablábamos, las guías, las imágenes de internet... todo señalaba en la misma dirección: se trata de un país único y espectacular. Y a veces, cuando las expectativas son muy altas... llega la decepción. No ha sido éste el caso. Y eso que el tiempo no acompañó todo lo que nos habría gustado. Fue una primera quincena de julio más fría --en torno a diez grados menos-- de lo habitual por esas fechas, en palabras de Joan, el guía. Nos llovió varios días, en ocasiones un simple sirimiri y, en otras, lluvia de la que cala. Los cielos encapotados, la niebla e incluso la lluvia nos impidieron disfrutar de algunos paisajes que bajo un cielo azul sin duda tienen que ser de película. Pero en Islandia hay tanto, pero tanto que ver, que con sólo disfrutar plenamente de una parte de los objetivos fijados, ya es suficiente para colmar las mayores expectativas. Nos encantó. En el momento no eres realmente consciente de la grandiosidad del paisaje. Uno se acostumbra enseguida a lo bueno. Es quizá más tarde, ya en casa, cuando rememoras lo que has visto ayudado por las fotografías (casi tres mil, entre Lola y yo), cuando te das cuenta realmente de los fantásticos escenarios que has tenido ante los ojos. Las innumerables cascadas, los lagos, los glaciares, los campos de lava, las fumarolas, los picos nevados, las praderas verdes, los volcanes, los campos lilas, los icebergs... Y los baños en las pozas de agua geotermal o, por qué no, en las piscinas. Ah, qué sensación la de sumergirte en el agua caliente mientras sobre tu cabeza golpea finamente la lluvia! En resumen: una maravilla. En cuanto al 'plan Josan'... mola. Probablemente tuvimos suerte con los compañeros, con los que congeniamos rápidamente. El alojamiento, correcto... partiendo de la base de que, como todos sabíamos, no se trataba de un viaje organizado al uso. Curiosamente fue en el último de los refugios, en el que más 'apelotonados' estábamos, en el que, quizá, más a gusto nos sentimos. Las rutas de senderismo son asequibles, y en el caso de las más largas existen alternativas para quienes están menos entrenados. A pesar de los muchos kilómetros que nos metimos entre pecho y espalda, los desplazamientos no se nos hicieron excesivamente pesados. El tener que cocinar nosotros mismos no fue problema alguno, y siempre comimos bien; en ocasiones, muy bien. Algunos compañeros echaron en falta, tal vez, que no se hubiera llevado más vino. Mi opinión particular es que lo que habría que haber llevado en mayor medida, pues gustó a todos y por tanto duró un suspiro, es... el queso curado de oveja. Y no quiero extenderme más de la cuenta. Un viaje redondo que nos dejó un muy agradable sabor de boca, bien llevado por Joan. Repetiríamos sin dudarlo y, por supuesto, lo recomendamos vivamente. Saludos a Mariona, Marta, Araceli, Bego, Alfredo, Trini, Natalia, Carme, Nicolás, Rocío, Raúl, Sonia, Roser, Pepi y Joan. Ojalá que volvamos a coincidir algún día en otro escenario.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                






Volver al foro

Responder


Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Notificar por e-mail respuestas.
Mensaje