Foro Principal - Lideres y Personajes - Información y Medios - Economía y Finanzas - Cultura y Educación - Venezuela Positiva
 
VENEZUELA WEBFORUM
 
¡ El foro de opinión más antiguo de los cybernautas venezolanos, EL ORIGINAL !!!
Foro independiente, sin registros raros, con libertad de expresión - Funcionando desde el 1ro. de Junio del 2000



Volver al foro

 Texto de A. Sánchez García     Fecha  30/05/2012 17:27 
Admin: Borrar mensaje ¡Únanse!
Mensaje
En marzo de 2010, con ocasión de la asunción de mando por parte del electo presidente Sebastián Piñera, visitamos Santiago de Chile con Agustín Berríos acompañando en visita oficial al Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma. De entre las actividades pautadas, una de las más provechosas y emotivas fue la tarde pasada con el ex presidente Patricio Aylwin en su modesta vivienda del barrio Providencia, en el oriente de Santiago.

Nos recibió con su proverbial calidez junto a uno de sus hijos, mientras se aprestaba a celebrar esa noche el cumpleaños de su esposa, con quien lleva toda una vida de feliz y ejemplar matrimonio. Afable y modesto, nada indica que nos encontramos ante una de las figuras que marcarán la historia del siglo XX chileno y su tránsito desde la más grave crisis y la tiranía más longeva de su existencia al período de mayor estabilidad y prosperidad de sus 200 años de república.

Charlamos distendidos, como viejos amigos, mientras nos muestra libros de su autoría, documentos que le sirven a la redacción de sus memorias y responde con paciencia, prolija, acuciosamente, a las preguntas que le vamos formulando mientras tomamos “las once”, esa clásica merienda de las 5 de la tarde que recoge a las familias chilenas desde tiempos coloniales.

La primera pregunta la formula de inmediato Antonio Ledezma, y más que una pregunta es la respetuosa solicitud de un consejo a un patriarca que ya había trascendido los noventa años de vida. “Únanse” – fue su respuesta inmediata. “Sin una unidad verdadera, profunda no hay manera de liberarse de una dictadura, menos aún si ese dictador es popular. Todavía más, y es lo que quiero decirles: fui electo presidente de la República porque fui el principal factor de la unidad de las fuerzas democráticas. Esa fue la principal razón de mi escogencia: haber sido reconocido por el país como el factor aglutinante de la gran coalición nacional que unió a los chilenos para superar la dictadura y reconciliar a los chilenos: la Concertación Nacional”.

De esa conversación me quedaron grabados esos dos aspectos de su interpretación: la unidad necesaria para la superación de una tiranía y su afirmación, entonces dicha como al pasar, de que la dictadura de Pinochet había contado con respaldo popular. Fue natural que entonces le preguntáramos por sus relaciones con el tirano. “Fueron correctas, e incluso cordiales” – nos respondió. “Nada más asumir el cargo lo llamé a mi despacho, con la obvia decisión de solicitarle la renuncia inmediata a su cargo de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, ahora bajo mi directa responsabilidad. Su respuesta fue inmediata. Me dijo: “Sr Presidente, Ud. es mi Superior y debo obedecerle, y obedeceré todas sus órdenes. Salvo la que ahora me pide. Porque de hacerlo, ¿quién podrá garantizarle la lealtad absoluta de las Fuerzas Armadas?”.

2

“Así fue: me acompañó con obediencia, respeto y disciplina, sin obstaculizar en ningún momento el desempeño de mi cargo. Y siendo un hombre de inmenso ascendiente sobre nuestras fuerzas armadas, jugó un papel crucial en el retorno a la democracia y la transición. Por cierto, no volvimos a reunirnos a menudo en La Moneda. Objeto de ataques y burlas, incluso de groserías cuando debía apersonarse en el palacio presidencial, me solicitó encontráramos manera de vernos sin que debiera pasar por esas humillaciones. Lo resolví de la manera más sencilla: convocándolo aquí, en el comedor de mi casa. Yo aquí, en esta silla, y él allí, donde están ustedes ahora sentados”.

Recuerdo esa gratísima conversación mientras leo la entrevista que le otorgara a la periodista de El País, de Madrid, Rocío Montes, en la misma casa de Providencia (http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/26/actualidad/1338051981_784799.html), y a lo largo de la cual va dejando caer sus importantes revelaciones con la caballerosidad y modestia que ya son proverbiales en él. Un hombre de 54 años cuando su interlocutor en los difíciles tiempos de la Unidad Popular, el presidente socialista Salvador Allende, pusiera un trágico fin a su vida, para asumir luego, diecisiete años después, la histórica responsabilidad de construir el difícil tránsito a la democracia con 71, una edad lógica para asumir una carga de tamaña responsabilidad, así en nuestras coordenadas tropicales constituya antes un obstáculo insalvable que un certificado de fiabilidad.

En esta entrevista señala dos aspectos que ya resaltara en nuestra conversación: el respaldo del dictador al proceso transicional, del que terminaría convertido en garante hasta que circunstancias incluso ajenas al proceso terminaran por desbarrancarlo en la ignominia: la revelación de una cuenta en un banco europeo cuyo monto – $ 12.000.000,00 (doce millones de dólares) – resulta insignificante para los parámetros de una seudo democracia de la que se afirma, hasta ahora sin desmentidos, que ha enriquecido cuentas de sus capitostes, incursos o asociados por un monto de $ 60.000.000.000,00 (sesenta mil millones de dólares), y el respaldo popular con que habría contado su tiranía.

No puedo dejar de mencionar dos hechos sorprendentes para un venezolano: en primer lugar, la afirmación de Aylwin del hecho absolutamente inédito en la historia de Chile del enriquecimiento de un presidente de la república en ejercicio: “en la historia de Chile, ningún presidente había salido más rico al finalizar su Gobierno. Y esto, desde el libertador Bernardo O’Higgins hacia delante. El general Carlos Ibáñez fue dictador, pero no se enriqueció.” Así los presidentes constitucionales de nuestra democracia no se hayan enriquecido, no puede decirse lo mismo de ninguno de nuestros dictadores. Incluso de algunos tribunos del siglo XIX, como Guzmán Blanco, considerado el latinoamericano más rico en el París de sus tiempos.

La segunda afirmación de Aylwin que vuelve a llamar mi atención se refiere a la popularidad de Pinochet: “Pinochet representaba, por una parte, orden, seguridad, respeto, autoridad. Y, por otra, una economía de mercado que iba a permitir la prosperidad del país. Esos fueron los dos factores definitorios, y por eso Pinochet fue popular. Era un dictador, pero popular. En el plebiscito de 1988, de hecho, obtuvo el 44,01% de los votos.”

La importancia política de la entrevista de Rocío Montes deriva de las percepciones personales del político vivo de mayor trascendencia en la historia chilena del último medio siglo. Las resumiría en tres afirmaciones: De volver a vivir una crisis de la magnitud de la desatada durante el gobierno de la Unidad Popular Aylwin volvería a responder como lo hiciera hace cuarenta años, liderando la oposición constitucional, si bien, consciente de la tragedia provocada por los 17 años de la dictadura, agotaría los esfuerzos por encontrar una salida política a la crisis. Con lo cual reconoce implícitamente no haber agotado esos esfuerzos en su momento.

3

La segunda afirmación se refiere a la popularidad de que dispuso un dictador de la naturaleza del general Augusto Pinochet, afincada en dos aspectos cruciales de su desempeño objetivo, que le granjearon el respaldo mayoritario del país: la seguridad pública basada en la erradicación de los factores desintegradores y anarquizantes provocados por la izquierda chilena durante el gobierno de la Unidad Popular, de una parte, y el restablecimiento pleno de la economía de mercado, el respeto a las reglas jurídicas y la intangibilidad del derecho de propiedad, sobre los que Patricio Aylwin hace descansar el saneamiento y el relanzamiento de la economía chilena, hundida en una devastadora crisis por efecto de las medidas socializantes de Salvador Allende, por la otra.

¿Cómo evitar la comparación de esa situación de caos, anarquía y disgregación provocada por el intento de imponer un régimen socialista en Chile y que culminara en la devastación económica y un enfrentamiento social que bordeara la guerra civil y la conflación fratricida, con la situación que hoy se vive en Venezuela bajo los intentos de imponer los mismos criterios totalitarios? ¿Cómo no asombrarse por la porfía con que asesores externos insisten en establecer esa comparación, pero evitando mencionar la verdad catastrófica de esos hechos, pretendiendo se repitan en territorio venezolano? ¿Puede la experiencia chilena servir de modelo a la desesperada búsqueda por una salida pacífica, constitucional, electoral, consensuada como la que la oposición venezolana intenta contra viento y marea?

Las diferencias específicas entre el proceso chileno y el proceso venezolano, tanto de la crisis terminal resuelta a partir del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 con la intervención definitoria de las fuerzas armadas bajo el liderazgo natural del general Augusto Pinochet, como de la transición de la dictadura pinochetista a los gobiernos democráticos de la Concertación Nacional, son demasiado evidentes como para pretender usarlas de referencia obligada para vislumbrar salidas a nuestra crisis. La Venezuela de hoy ni tiene fuerzas armadas como las chilenas al momento de la crisis de la Unidad Popular ni cuenta con un generalato susceptible de asumir la conducción nacional del país bajo un Primus Inter Pares de la jerarquía de Augusto Pinochet. Y la devastación en que se encuentra la economía venezolana, así como la anarquía imperante, tampoco pueden ser comparadas con la seguridad y la prosperidad logradas tras 17 años de dictadura, como para permitir un tránsito sin contratiempos hacia una democracia de consensos.

Toda historia es inédita. Y si algunos rasgos deben ser compartidos, son genéricos y propios de la historia de los pueblos. De la transición chilena vale resaltar su naturaleza pacífica y constitucional. Favorecida por los propios fundamentos sentados durante la dictadura. La transición chilena fue eminentemente política, de funcionamiento del aparato de gobierno: en cuanto al sistema socio económico, no hizo más que continuar, acelerar y profundizar las virtudes encaminadas por la propia dictadura: la drástica reducción del Estado en la gestión económico social, el libre mercado y el emprendimiento. Esa es una diferencia notable, que nos empuja más a sentirnos expresados en la crisis chilena de los 70s que en la transición de los 90s.

Tenemos, los venezolanos, en cambio, una inmensa ventaja que los chilenos no tuvieron ante la crisis de los 70s: la voluntad eminentemente política por resolver nuestra crisis sin el recurso a la violencia o al terrorismo de Estado. En cualquiera de ambos casos: no podremos evitar un trágico desenlace a la grave crisis que hoy sufrimos si no reconocemos el valor supremo de la unidad. De allí el consejo de Patricio Aylwin, que no titubeara un segundo en recomendárnoslo con su rica y poderosa experiencia: ¡Únanse!

En eso estamos.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                



Share/Bookmark


Respuestas (0)
  • » ¡Únanse! « - Texto de A. Sánchez García - 30/05/2012 17:27


Volver al foro

Usted está conectado desde 54.226.252.142 ( 54.226.252.142 ) - Esta información sólo la está conociendo Usted, no se preocupe...

Responde y aporta una nueva opinión al tema "¡Únanse!" de Texto de A. Sánchez García, danos tu comentario, información, discutamos...


Nombre
E-Mail
Asunto
Notificar por e-mail respuestas.
Mensaje



    

Ver mi mensaje despues de insertarlo.

Los mensajes con groserias no serán insertados y no coloque mensajes "off-topics"... ¡GRACIAS!
Si Usted desea darle FORMATO al texto del mensaje, haga click aquí y lea la ayuda disponible

RECOMENDACIONES:
> Queremos que la publicación de mensajes en nuestra cartelera de foros sea una actividad divertida pero seria.
> Si bien estamos a favor del debate abierto, no se tolerarán agresiones personales ni el uso de lenguaje soez.
> Los comentarios deben ser concisos y coherentes con el tema de discusión. Existe total libertad de opinión.

ADVERTENCIA:
Algunos mensajes pueden contener información no cierta, copiada, modificada e inventada incluso de otros sitios web, emails u otros medios de información. Es muy difícil atender, controlar y verificar todas las informaciones y datos de los mensajes. Quien lo considere necesario puede utilizar su derecho a replica e incluso solicitar publicamente la remoción de algún mensaje. Este foro (su moderador) no se hace responsable del contenido, transacciones y/o consecuencias derivadas de mensajes publicados, por lo tanto, sea paciente, su petición será atendida.

Este sitio web reitera una vez más que su función es netamente comunicativa y en ningún momento se pretende causar pánico o zozobra en sus lectores quienes en forma voluntaria acceden aquí para leer los mensajes, noticias y artículos publicados. Este sitio web no envía información personalizada o en forma masiva a través de ningún otro medio. Así mismo, no se permitirán mensajes que inciten o promuevan el odio y la apología al delito, tampoco aquellos que constituyan propaganda de guerra, desconozcan autoridades o induzcan al homicidio.

MEDIDAS CAUTELARES:
Para evitar un exceso de participación así como duplicación de identidades se bloqueará el acceso para escritura a este foro (a medida de las posibilidades y temporalmente) a aquellos usuarios que así lo hagan, sea quien sea, de forma tal de mantener el hilo de las discusiones y evitar monólogos sin contenido que sólo reportan SPAM o peleas entre dos o más personas.

EMOTICONES (algunos, hay más disponibles que pueden ser usados en el cuerpo de los mensajes):

:(

:()

:)

:-(

:-)

:-s

:@

:D




...Y MÁS CRÓNICAS FORÁNEAS, AL GRANO, ACTUALIZADAS, ¡SIN CENSURAS!!!
¡OPINA TU TAMBIÉN DESDE LA PÁGINA PRINCIPAL DE VENEZUELA WEBFORUM!

Click for Caracas Simon Bolivar, Venezuela Forecast



...El ArcoIris Tricolor con sus 7 estrellas primigenias representa la...
PAZ - PACE
HEIWA - HASITI
FRIEDEN - SHANTIH
*******
VREDE - PEACE - PAX
MIR - SALAAM
¡VIVA VENEZUELA!
¡Usemos y flameemos nuestro símbolo patrio en toda manifestación, protesta, incluso en nuestras casas, sin miedo!
No dejes que te impongan creencias falsas, utiliza la bandera auténtica de Venezuela, ¡Dale!

Resolución recomendada: 1024x768 píxeles. Navegador: Opera o compatibles...
http://www.vene.es.vg - http://www.melodysoft.com/foros/wwwmediavenezuela

http://boards.melodysoft.com/wwwmediavenezuela


Pincha aquí para acceder a las Condiciones generales de uso de los foros de discusión
Alojamiento Web | Registro de dominios | Tiendas | Pisos en Alicante | Foros | Coches de Ocasión | Recursos gratuitos
Elimina la publicidad en este foro contratando bonos AdFREE de Melodysoft


Si algo NO está funcionando bien o desea comunicarse con el webmaster para algo relativo a lo reseñado, publíquelo.
Al momento de cargar esta página hay 1 sesion(es) leyendo lo que está escrito, con 745 sesion(es) activa(s) en general.