Amoral     Fecha  17/10/2003 16:42 
Host: 80.58.32.174.proxycache.rima-tde.net    IP: 80.32.117.69    Sistema: Windows XP


Volver al foro Responder Re: Carta a Juan Pablo II - Pliego de descarga de acusaciones-   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Epístola al Santo Padre:


Amada Santidad, quiera Dios, que su permanencia entre nosotros sea aun más prospera y extensa, que su papado se vea incrementado en múltiples y provechosos días, donde proseguir con la encomiable tarea de santificación y adoctrinación de sus fieles corderos.

Santo Padre, su legado innegablemente extenso, resplandece como el astro rey, cegando a los que lo miran directamente y no saben ver el designio inefable de la constatación de la Obra. Son ciegos en vida, personas que desarraigadas de las cuestiones, teológicas, morales o éticas verdaderas, se presentan como Icaros artificiosos, pretendiendo con tecnicismos cerosos, elevarse por encima de las cosas ciertas; basando su sinrazón en cábalas que se prestan a licuarse frente el resplandor de las cosas transcendentales.

Honorable excelencia, ciertamente su misión, es un carga inasumible para la mayoría de los humanos; heredar las llaves de Pedro y mantener la jerarquía de lo correcto en el seno de la Iglesia y de la Sociedad, es una tarea digna de unos escogidos hombres señalados por el Hacedor, arropados por los de su condición, en una voluntad de preservar las cosas que corresponden con lo Humano, ergo con lo Divino a la misma vez. Cuatro siglos han pasado para que la mitra y el cetro, símbolos entre los símbolos, recaigan en manos santas alejadas del imperio latino, demostrando ante todos, que no ante Dios, la prevalencia de la verdad aun pese a las demoníacas marxistas hordas, que asfixiando, envenenando, intentaron subyugar los principios verdaderos. Como toda causa se opone al efecto que la origino, ley verdadera que demostró el afable físico Lenz en la misma cueva del mal, el ultimo baluarte de la ignominia ha caído por las endémicas lepras que arrastraba, -falsedad, herejía y otras cosas perniciosas-; ahora estamos en igualdad ante la verdad mas perfecta imanando de la casa de Dios, el Vaticano, y por defecto en todas las franquicias que hemos construido allá donde fuese necesario mostrarlo.

Santidad, sus ultimas obras, pese al estado precario de su salud – quiera el Altísimo que os mejoréis- , demuestran el talante de la nueva Iglesia cara al siglo XXI, es decir cara a los dos milenios de cristiandad. Los devotos como yo, los que no nos cansamos de rezar para su recuperación, hemos sentido en estos tiempos de caótico desasosiego, un acicate a la doctrina, hasta los mas liberales los que nunca tienen en cuenta las consignas del Santo Padre, han rendido pleitesía al posicionamiento de la Santa Sede, en relación con la guerra por los derechos civiles y democráticos en Irak. Pese a ese “No” rotundo que brota de la ética cristiana, los hay Santidad, tan perversos, tan retorcidos por la enfermedad del descreimiento, que dicen sin mostrar rubor, que la pose es meramente estética, que su Santidad por meros intereses políticos, que no espirituales, ha creído conveniente no abanderar los derechos inalienables de los seres humanos –creyentes o desviados de la creencia- por el temor de que se considerase en el mundo integrista hereje, una lucha de religiones; dando pie a fundamentaciones irracionales y viscerales, de carácter teológico que solo competen a los artífices de lo teológico por definición , como bien sabemos en nuestro prócer legado histórico europeo.

Amadísimo líder espiritual, si bien vuestra naturaleza compete a lo humano, el día que os corresponda mostraros de rodillas ante el Hacedor vuestros logros, indefectiblemente, os conducirán a un lugar señalado, separado de los círculos concéntricos de la perdición y el desasosiego eterno. Quedad con Dios, que el os haga sobrellevar de la mejor manera posible la decrepitud de la carne, pues bien sabéis como hombre primero y después como Pastor, que el espíritu es eterno y no conoce mas rendición que la que se muestra a la causa de las causas.

Dios os guarde.

-Amoral-

“Los abogados de un criminal, rara vez son lo bastante artistas como para volver a favor del reo lo que de hermosamente horrible hay en su acto” El sifilítico alemán.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (0)
 
  • Carta a Juan Pablo II - [SANTO] ® - 17/10/2003 12:05 
    • » Re: Carta a Juan Pablo II - Pliego de descarga de acusaciones- « - Amoral - 17/10/2003 16:42 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje