[SANTO]    sociologia_practica@hispavista.com Fecha  2/04/2003 12:39 
Host: 194.224.250.99    IP: 194.224.250.99    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder La historia por escribir.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Suele decirse que la historia la escriben los vencedores. Sin embargo, por primera vez este axioma puede no cumplirse; de hecho pienso que en esta ocasión no se cumplirá.

Me refiero -¿hace falta decirlo?- a la actual guerra. En un descanso de la indignación permanente que, desde que Bush anunció sus intenciones, me carcome, me he preguntado cómo recogerá la historia los presentes acontecimientos, o dicho de otra manera, qué pondrá en los libros y manuales de historia cuando toque dar cuenta de esto que se ha llamado la II Guerra del Golfo.

¿Se explicará que fue una intervención legítima en cumplimiento de las resoluciones de la ONU? ¿Se contará que la Coalición internacional liberó al pueblo iraquí del yugo opresor de Sadam Hussein? ¿Se reconocerá la impagable labor de los Estados Unidos en su enconada lucha contra el terrorismo internacional y en pro de la seguridad mundial?

Y otras preguntas, quizá más relevantes: ¿Qué lenguaje se utilizará? ¿Se hablará de "liberación"? ¿Se mencionará el término "guerra humanitaria"? ¿Seguirá hablándose, tal y como se hace hace ahora en los telediarios, de la "temible" Guardia Republicana de Sadam? (¿Sólo son "temibles" las fuerzas iraquíes?)

Mi opinión personal es que ningún historiador de prestigio y con un mínimo de sentido objetivo de su trabajo escribirá la historia desde la perspectiva de los vencedores. Entre otras cosas porque, a poco que indaguemos, los vencedores son una docena de personas afines al negocio del petroleo y la industria armamentística.

Se me dirá: Todas las guerras son horribles, ¿en qué diferencias ésta de las demás para llegar a tal conclusión sobre la futura historiografía? En primer lugar, respondo, estamos ante la guerra con mayor oposición por parte de la opinión pública moderna jamás conocida. El precedente de la guerra de Vietnam es, en comparación, insignificante, pues ese conflicto en su primera fase sí tuvo apoyo, y sólo fue años después, tras ir viendo el cuantioso número de muertos norteamericanos, cuando la opinión pública de Estados Unidos se alzó contra la guerra. En segundo lugar, la percepción de injusticia y sufrimiento (aspectos básicos para la emergencia de los movimientos sociales, según Touraine), por parte de la inmesa mayoría de la sociedad civil y los regímenes políticos, es tan grande, tan evidente -¡cada vez más!-, que el relato de los hechos no puede asociarse a la versión del ganador.

"Invasión", "agresión", "catástrofe humanitaria", "crímenes contra la humanidad", "ruptura de la legalidad internacional"... , creo que tales son los términos que los historiadores presentes y futuros emplearán para narrar la actual guerra emprendida por Estados Unidos.

Algunos políticos, que legítimamente se preocupan por eso que los romanos llamaban la "fama", es decir por esa mención o ese pie de página que les dedicará la historia, deberían reflexionar desde sus poltronas. Un gesto, una pose, un tosido aunque sea, cualquier cosa para desmarcarse de esta infamia que no será olvidada. Hagan algo.

L. E.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (0)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje