[SANTO]     Fecha  21/10/2003 16:18 
Host: 194.224.250.99    IP: 194.224.250.99    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Estoy más guapo callado.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Dijo Vargas Llosa, al hilo de la elección de “Terminator” para Gobernador de California, que es la “hora de los cómicos”, aludiendo justamente a la cantidad de personajes estrambóticos y en cierto modo irrisorios que aprovechan su popularidad y adquieren notoriedad —por ejemplo dentro de la política.

Ayer, o anteayer, escuché al psicólogo Bernabé Tierno afirmar algo parecido. Se lamentó de que, en la actualidad, atravesamos por una especie de “era del silencio” por parte de quienes, paradójicamente, más tienen que decir.

En esta democracia de audiencias, donde lo que destaca es el recurso efectista, la imagen impactante o la frase más sonora, los espacios públicos de participación (la televisión, p. e.) están siendo ocupados poco a poco por personajes que se ajustan a esos criterios tan mediocres.

La difamación revestida de exclusiva, que después de traducirá en querella y se dilucidará en los tribunales; el intercambio de insultos a voz en grito, sin descartar algún sopapo amañado, que hará las delicias del espectador; la confesión entre lágrimas, que une almas descarriadas en medio de una emoción incontenible...

En semejante escenario, la reflexión —siquiera dentro de unos mínimos parámetros de lógica y racionalidad— tiene un lugar absolutamente periférico. Es por ello que, para muchos que se horrorizan ante este cataclismo intelectual, nuestros días se han convertido, según el señor Tierno, en esa “era del silencio”

En tal cajón de sastre, “voluntariamente” mudo, estarían todos aquellos a quienes, por sabiduría, sentido común, vivencias, etc. realmente merece la pena escuchar. Estarían intelectuales —el eterno debate del “silencio de los intelectuales”—, jubilados, jóvenes, profesionales de todo tipo.

Al escuchar al prestigioso psicólogo, me acordé de que el cierre voluntario de este Foro me emparentaba de alguna forma a esa masa silenciosa que prefiere no abrir la boca cuando le ponen un micrófono delante. De inmediato me corregí tamaña inmodestia. Me pregunté: ¿acaso, tontolculo, no vas a ir el domingo a votar?

De un modo u otro, cualquiera que sea la tribuna, seguiré expresándome. Hay un precedente dramático en mi currículo electoral: nunca ha ganado el candidato al que previamente he votado.

Simancas, no es tu hora ni la mía tampoco, pero el domingo, llueva o granice, te daré mi voto. Son tiempos, ay, para la señora condesa; sólo esperemos que la “era del silencio” no se prolongue demasiado :-)

L. E.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (0)
 
  • » Estoy más guapo callado. « - [SANTO] ® - 21/10/2003 16:18 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje