Valentín [lux aeterna]    valentinduque@hotmail.com Fecha  20/06/2003 20:53 
Host: 96-barc-x9.red.retevision.es    IP: 62.82.47.96    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder con la iglesia hemos topado   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Con la iglesia hemos topado


http://www.diocesiscastillayleon.org/ciudadrodrigo/Cp22fe95.htm
-->>
9. El deterioro de los valores espirituales y morales

Es cierto que vivimos en una sociedad fuertemente condicionada por el influjo de los medios de comunicación de masas, de manera que es muy difícil substraerse al clima de relativismo moral y de permisividad casi total que nos envuelve. Algunos medios exaltan conductas y comportamientos desordenados y ridiculizan valores religiosos y morales. Todo esto se deja sentir en la vida de las personas y de los pueblos. El nuestro ha sabido mantener durante mucho tiempo los valores éticos, humanos y cristianos, dando forma a una cultura popular, caracterizada, entre otros a aspectos, por la honestidad de las costumbres, el respeto a la palabra dada, la honradez en el trabajo y en los negocios, el cariño familiar y el afecto entre los vecinos, el amor a la Iglesia etc., Todo esto se ha visto favorecido por una presencia generosa y entregada de los sacerdotes aun en los núcleos más pequeños, por la solidez de la institución familiar y por una educación religiosa impartida también en la escuela. Los niños y los jóvenes respiraban un ambiente más sano moralmente y, en medio de la pobreza, aprendían el valor de la abnegación y de la solidaridad, para ganarse la vida honestamente y mejorar las condiciones de su existencia.

Pero en la actualidad parecen haberse confabulado factores de todo tipo para dar una vuelta completa a esta situación. Las comunicaciones que han roto el aislamiento de los pueblos, la fuerte emigración, el aumento del nivel de vida con el consiguiente consumo, el atractivo de las ciudades, etc., han venido a trastornar la escala de valores de nuestra gente. Y lo que es peor, han introducido una falsa noción de progreso y de desarrollo que tiene muy poco o nada que ver con la visión de la persona y del mundo que se venía poseyendo pacíficamente.

Esta manera de vivir no hace a la gente más feliz ni más libre, y el precio que hay que pagar al consumo, a una libertad sin límite alguno, a una vida sin privaciones, al placer y al disfrute a toda costa, está resultando demasiado alto. Pero son muy pocos los que se dan cuenta de ello, envueltos unas veces en la euforia de vivir ahora mejor que antes, y otras sumidos en el fatalismo y la desesperanza cuando no alcanzan lo que pretenden, o las perspectivas de futuro se vuelven oscuras.



http://www.ctv.es/USERS/jbarreales/cat..htm#penitencia


http://www.radiomaria.org/bolivia/notas.htm#SANTA%20MARIA%20DEL%20SOCAVON



                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (0)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje