kolokao     Fecha  11/06/2003 15:35 
Host: 174.red-80-58-1.pooles.rima-tde.net    IP: 80.33.17.27    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Camisas viejas   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
No todos los jerarcas franquistas eran asilvestrados al estilo Camulo Alonso Vega.

Gentes de gran mérito en sus disciplinas, como Manuel Lora-Tamayo o Jaime Gil de Biedma colaboraron con el franquismo, bien como propagandistas de la nueva España triunfal, bien asumiendo funciones administrativas de gran importancia, llegando incluso a ministros.

Aparte de para dar satisfacción a sus más o menos legítimas aspiraciones ideológicas, su condición de vencedores, aun de segunda generación de una guerra, les sirvió para hacerse con el botín.

La clase social, devino casta. Y las castas dominantes perpetúan su poder o bien por la vía de la herencia directa de los bienes, o bien mediante la adaptación política al poder cultural o la adaptación cultural al poder político.

Buenos ejemplos son los Rosón, los Cabanillas, los Oreja, los Fernández Cuesta, los Sainz de la Maza...

Pero centrémonos, por su actualidad, en los dos casos que hemos citado antes. Lora-Tamayo y Gil de Biedma.

Ambos camaradas fueron a luchar por Dios, por la patria y el Rey, desde la unidad de propaganda de la Falange en Barcelona uno, dinamitando desde dentro lo que empezaba a renacer de poesía castellana y desde fuera los ramalazos de la literatura catalana que empezaba a romper con la legua del imperio después de la masacre, y otro, desde el Ministerio de Educación Nacional, se encargó de purgar a los rojos que se habían infiltrado durante el corto mandato de Ruiz Jiménez.

Aparte de sus fascismos, tuvieron muchos descendientes, todos ellos bien enquistados en función del teorema de perpetuación que hemos sugerido antes, en la administración del estado y sus círculos de poder.

Dos de los descendientes de estos viejos camaradas han coincidido recientemente en la asamblea parlamentaria de la CAM.

Se trata de la Excma. Sra. Dª Esperanza Aguirre y Gil de Biedma y de un tal Eduardo Tamayo (¿donde se dejaría el "Lora"?), ambos sentados en los bancos de las dos ramas diferentes del PPSOE.

Pero por Dios, por la Patria y el Rey lucharon sus padres, y por Dios por la Patria y el Rey, lucharon ellos también.

No habían ganado sus antecesores una guerra para que uno de ellos posibilitase la victoria de un tal Simancas, un emigrante, contra la descendiente del viejo camarada de su padre.

Así que no se cortaron un pelo.

La argumentación fue la clásica, un burdo discurso anticomunista, con alusiones a "un toque de atención" al tal Simancas, dado en una tribuna publica (A3TV) afecta al régimen. Justo la sucesión de acontecimientos más dañina posible para el parvenú Simancas y la rama izquierda del PPSOE. Y los tontos que la votaron, claro.

Verdad que metieron tres o cuatro impresentabilidades como suele hacer el Estado español...

Por ejemplo... cuando eligieron "sorpresivamente" a una diputada del PP Presidenta de la Cámara, esta se levantó de su escaño muy sorprendida, acudió consternada a la Tribuna... ¡sacó quince folios manuscritos y empezó a leer un discurso de investidura, de cierto sabor a Jovellanos!

Además, para disimular la responsabilidad del descendiente del ominoso Lora Tamayo, se buscó la complicidad de otra diputata de los supuestos partidarios de tal Simancas (una señora rubia, con esa manera típica de pintarse propia de las putas viejas cuando se meten a encargadas del prostíbulo y cuyo mayor merito era haber sacado el graduado escolar y cuya manera de hablar expresaba la necesidad económica que la embargaba. Hubo que darle mucho dinero y al parecer ya se le está siguiendo la pista. No sería extraño que la pobre desapareciera desgraciadamente de la faz de la tierra, junto con el dinero.

Además, el impresentable Arenas (este es de apellido Bocanegra, otro viejo camarada) de primera intención, al ser acusado su partido de soborno, largo un "que lo demuestren si pueden" verdaderamente carcelario. En posteriores intervenciones, alguien de más luces le fue puliendo el discurso.

En resumen: se equivocan quienes piensan que la lucha política en este país se establece sobre supuestos ideológicos.

Diferenciar entre el voto para el partido de la descendiente de Don Jaime o para el del traidor familiar del ex-ministro Lora-Tamayo, es, como ellos se empeñan diariamente en demostrarnos, elegir entre cal viva o chapapote y entre FILESA y GESCARTERA y, en cualquier caso, elegir a los de siempre.

Sus papas no ganaron una guerra para que la purria echando papelitos en una caja de cristal les fuera a quitar sus privilegios, hombre.

Sí es que sois como los niños. Os lo creéis todo. Pues hala, a votar a una Gil de Biedma o a un Tamayo. Eso sí, para las próximas llevad el bote de vaselina en la mano... XDDDDDDDD

K.

"El Estado español decide, marcando el paso unánime a todos los poderes. Pretendiendo dar una imagen civil a esta agresión, han puesto al PP y el PSOE a servir las pócimas elaboradas con las frutas envenenadas de Franco y Mola" (Leído no me acuerdo donde)                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

Imagen:

http://www.fedelasjons.com/jose.jpg
 

Respuestas (8)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje