Foro sobre Arturo Pérez Reverte
Un lugar de encuentro donde "discutir" sobre la obra del escritor Arturo Pérez Reverte

maliciaa escribió el día 25/05/2005 a las 06:30 Admin: Borrar 	mensaje
E Mail
WEB Personal

Responder

El otro perchero de la Academia

Foro sobre Arturo Pérez Reverte
Un lugar de encuentro donde "discutir" sobre la obra del escritor Arturo Pérez Reverte

Filemon escribió el día 26/06/2003 a las 18:55 /app?ID=corso&msg=70115&do=delmsg/app?


Favor altísimo y honra nunca imaginada.

El día que nunca parecía llegar, se aleja ahora con pies ligeros, como queriendo hacerme creer que nunca llegó. Pero por mucho que corra, no puede evitar dejarse en la porción de memoria reservada a aquello que nunca hemos de olvidar, el recuerdo imborrable de haber estado allí, siendo uno más entre ellos. Uno más. El último o el primero, según se quiera ver. Por que ellos eran ELLOS. Mayúsculos en todo. Y ante eso uno no puede menos que saberse el último. Lo cuál, bien mirado, te acaba por convertir en el primero. No en importancia, evidentemente, pero si en cuanto al mérito. ¿Cabalístico? Puede. Yo quiero verlo así. Ahora me trataré de explicar. Y espero dejar aparcado este ramplón y sensiblero estilo pseudomariano con el que he comenzado el relato porque me están entrando ganas de salir corriendo a comprar una pastorcilla de Lladró, ponerla encima de la mesa camilla donde tengo el televisor y pegarle fuego a la bella y roqueña composición.A ver, que no me disperse. Estabamos hablando de ellos y ¿quienes eran ellos? os preguntaréis. ¿Quienes iban a ser? Un puñado de ilustres personajes revertianos de carne y hueso y con el mejor pedigrí. Por poner un ejemplo (no son todos los que estaban pero si estaban todos los que fueron, o algo así), os diré que por allí andaban, inseparables, Manolo el Pasma y Ángel, alias el Potro del Mantelete; El Centinela del Café Gijón, cerillero y anarquista, para más señas; El Amante de Almudena Jong, con su inseparable pipa; El Amigo Americano, lejos de su Brooklyn natal; El Padrino Putativo, o como se diga, del Capitán Alatriste, experto en jugo macerado de ágave azul y en hembras de infarto en blanco y negro; Amaya Euskal y Johan Cross, destacados miembros del selecto Club Dumas; El Galán de la Alameda, afamado conquistador con aficiones ornitológicas y espadachín a sueldo a tiempo parcial; El Portugués Almeida (Rafael le rebautizó Urbizu para la ocasión), ex-mosquetero, ex-maestro esgrimista de la albaceteña de siete muelles y excelente actor; El Caballero del Hábito de San Eugenio, negro de Quevedo y del Duque de Guadalmedina; El Maestro de Gramática, maestro cartógrafo según dónde se le encuentre; Su Amigo el Espía, que ya es ex-espía; El Cazador de Hachís, también conocido por "eze hihoputa de ahí jarriba", que sabe perfectamente donde se encuentra la piedra de León y que dejó por una noche a Argos en la perrera y les dio una alegría y un respiro a los malos del estrecho; y, por supuesto, Óscar Lobato, el hombre que más sabe de Arturo al sur de Despeñaperros, según se entra en África, topo ilustrado, cura en Sevilla y periodista en Cádiz, según requiera el guión y buen tipo donde los haya. Por no hablar (bueno si, hablemos) de La Guerrera del Arco Iris, de la que solo diré en público que seguro que tiene la piel más morena y las piernas más largas que hace siete años y que rivalizaba en belleza con otra joven que la acompañaba y de la que, por lo que parecía (esta era rubia pero igualmente morena de piel y de largas piernas), debía ser hermana.Y allí en medio el File, que ya cambiaba cromos en iCorso cuando Pepe dijo aquello de “ya lo tengo, aquí lo tenéis”. Si, el histórico Gran Filemón que sabe más de Arturo que él mismo y que no tiene A.B.U.E.L.A. Mas ancho que largo. Sonrisa altanera. Porte de aquí estoy yo porque he venido. El File que, sabiéndose el último, se considera el primero entre los presentes. Porque ya me diréis si entre tal elenco, no tiene mérito estar allí, con un par, compartiendo esos momentos con Arturo y sus carnales. Para no creérselo. Así que si no lo creéis, no os culpo. Yo no me lo creí hasta que me vi allí. Y como lo bueno que tiene llegar tarde a la tertulia, es que ya los demás han contado la fiesta (magnífico trabajo de documentación hemeroinformática el que habéis compuesto entre todos, no era para menos y por algo el Foro de Corso es el Foro de Corso, ¡qué cojones!), pues eso, que casi lo voy a dejar ya. No quiero aburriros con lo que ya habéis podido leer de otros que saben contarlo mejor que yo. Solo quería que tuvierais la vertiente Fororevertiana del asunto, y compartir con vosotros lo que fue el mayor homenaje (hasta ahora, este es el comienzo sin duda) que se ha brindado al Jefe.Ah... También comentaros que, por lo que pude observar y se palpaba en el ambiente, lo de que “mis lectores han entrado conmigo a la Academia” no era del todo acertado, ya que, si bien es cierto que allí nos encontrábamos por primera vez muchos de nosotros, la aseveración carece de rigor. Sus lectores ya estaban dentro de la Academia. Estaban sentados a su lado, arropándole, mostrándole su admiración y ufanos de haberse agenciado semejante compañero. No, si tontos no son.Lo dejo ya, en serio. Por mucho que lo intente no podría plasmar aquí mis sensaciones y lo que el día 12 de junio significó para mi. Pero no quiero dejar de dar las GRACIAS a todos los que tan cordialmente nos trataron y en especial a Rosa y Gerardo, que nos adoptaron, nos permitieron colarnos al descuido de cerca de 200 asistentes que ya hacían cola cuando llegamos, con el espléndido resultado de un par de asientos centraditos en la segunda fila (a 3 metros escasos de Arturo y por los que muchos hubieran matado), pusieron nombres a caras conocidas y rostros a nombres que eran como de la familia y, en general, se mostraron tan afectuosos como siempre. GRACIAS también a Óscar López, que hace los mejores reportajes sobre el Jefe que uno puede echarse a los ojos y sin el cual nos hubiésemos venido sin una bonita foto-recuerdo del evento junto a Arturo fracqueado, ya que la putamierda de cámara que me instaló el Bacterio en la muela del juicio era precisamente eso, una putamierda. Por cierto, que ya que ha salido el frac a colación, sabed que, tal y como se aprecia en las fotos y como no podía ser menos, el frac le sentaba a mi primo como a mi el Reposado: de puta madre, o sea.Pues eso, que perdonéis la tardanza pero ya sabéis que la T.I.A. nunca descansa y tengo a la Ofelia de baja. Los que aún esteis despiertos, perdonad también la espesura, pero es que hase muncha caló. Un saludo.P.D.: Hablando de calor... igual fue eso, el calor, pero juraría haber visto en un rincón a Paco, saludándome con la curtida mano que una cervecita helada le dejaba libre y buscando pareja con la no menos ejercitada mirada mientras esperaba a que comenzara ese baile que tanto se hacía de rogar. Y cerca de él pude ver a Julio comentando la jugada con Miguel, recordando otras noches en otros hoteles con las paredes más llenas de agujeros y con el compañero vestido con otro chaleco, no tan elegante pero más lleno de bolsillos. Y creo recordar que, acodado en la barra, Fernando contemplaba sonriente y orgulloso a aquel reportero (que ya no lo es, según dice) con aquella cara de niño (que ya no tiene, al menos por fuera) y al que se adivinaban tantos éxitos (y vaya si los ha tenido, y los que te rondaré morena). Y algunos otros que andaban por allí pues no podían faltar a la cita, porque los lleva el Pájaro en la mochila y en la vida donde quiera que vaya. Otra P.D.: Evidentemente el File no va solo a estos actos sociales ni de coña. O sea que, como podéis imaginar, no podía faltar la Sra.Pí (probablemente la más guapa de las asistentes y la mejor acompañada, sin duda). Me temo que está preparando una crónica gallinácea-marujil que quita el sentío (lleva 12 folios por las 2 caras) y que antes de noviembre seguro que acaba colgando. Yo, por mi parte, no pienso hacer crónica tabernaria con profusión de detalles sobre el personal femenino con que se codea Arturito (y había buen ganao) a no ser que os mostréis muy pero que muy interesados, colegas.(Como, aunque parezca mentira a tenor del resultado, llevo varios días escribiendo esto a plazos, el esperado acontecimiento de que la Pí publique su Crónica ya se ha producido. Lo cual no quita que no vaya a estar hablando de ello hasta noviembre, o más, je, je, je).




Foro sobre Arturo Pérez Reverte
Un lugar de encuentro donde "discutir" sobre la obra del escritor Arturo Pérez Reverte

Sra.Pi escribió el día 24/06/2003 a las 23:08
/app?ID=corso&msg=70062&do=delmsg/app?

¡¡¡¡Aaaay Marus mías!!!!

¿Cómo puede ser estar al lado del Pájaro vestido de pingüino y no morir en el momento? Como todavía no sé si sobreviviré de esta (aún sigo en estado de shock) os cuento algunas cosas del pasado jueves día 12 y luego, veremos si necesitaré más respiración artificial o podré atender a vuestras preguntas y mensajes de más abajo.¡¡Allí estuvimos el File y yo!!Imposible olvidar y continuamente me parece mentira que estuviéramos allí. ¿Fue un sueño o el dos Pelos y yo estuvimos presentes al lado del Jefe el pasado jueves día 12? Por suerte cuento con un inmejorable grupo de carnales que desde el feliz día, me colapsan el móvil para obtener de primera mano la crónica más marujil de la historia de icorso. Eso me hace recordar continuamente que... SÍ, estuvimos allí, acompañando a nuestro Pájaro en tan importante día para él y que también se convirtió en uno de los días más importantes para File y para mí.Gracias Arturo por permitir que estuviéremos a tu lado, gracias por honrarnos de esta manera.
Llegamos a Madrid el mismo jueves por la mañana. Para suerte mía (jó-de-te Africana) las clavijas de los enchufes de la plancha y secador, encajaban perfectamente con los de la habitación del hotel.Nos pusimos guapetones y nos fuimos caminando para la RAE (el hotel estaba muy cerquita)Hacía un calor de espanto. Cuando llegamos a la puerta de la RAE (18 h.) estábamos a 40 grados y sin gotica de aire (¡ese traidor de Jean devolviéndonos la jugada y subiendo la calefacción al máximo!). Filemon se comportó y aguantó la americana roja y la pajarita hasta el final, como Dios manda.Fuimos de los primeros en entrar (según nos informaron, el Pájaro hacía poco que había entrado en el edificio) nos acreditamos en la entrada principal y en la Sala de actos: "Sr. Filemon y Sra. Pi, por favor, pasen y tomen asiento a la izquierda"¿Dónde nos indicaron, ya dentro de la Sala, que tomáramos asiento? ¡¡En la 2ª fila, nada más y nada menos que detrás mismo de la familia directa de Arturo!! En el tiempo de espera hasta el inicio del acto del nombramiento de Arturo, nos organizamos bastante bien e hicimos todo tipo de despliegue de técnicas de alto espionaje: giros continuos de cabeza, parabólica en marcha, 3er. grado a los infiltrados de Alfaguara,... Supimos aprovechar al máximo nuestras capacidades de espionaje, je je. Justo delante de nosotros, en la primera fila, se sentaban dos pedazos de mujeres que quitan el hipo. Una jovencita con cara angelical y otra más madura, no por eso menos atractiva. Eran la hija y legítima del Pájaro. ¡¡ Guapas e impresionantes las dos!! (este Arturo no es nada tonto, no sé yo si tendremos alguna posibilidad, je je).
Tampoco se quedaban cortas otro par de erizas de la familia más directa del Pájaro, imaginaros dos mujeres guapetonas con rasgos del Jefe. [X ]¡¡Aaay Marus mías!! ¡¡Qué percha, con ese moreno de navegar, esa sonrisa suya tan característica, esos andares,.. en fin, Su Estilo (ya me está dando otra vez el ahogo) !!Ahí lo teníamos, a tres metros aproximadamente de nosotros, situándose para proceder a la lectura de su discurso: "El habla de un bravo del siglo XVII"
Un inciso. La impresentable de la MariPiliCastell (esa que dice que hay que sacar a partir de ahora excelente en religión o te comes un porongo), [X] como predije, iba con su chaquetilla de paño (el broche de sombrerito en la solapa no le faltó), sin peinar y con su risa tonta de "iluminá".
Ya hablaremos de que mala es la envidia, Marus mías, ya hablaremos de ese reparto que habéis hecho del Arturo, [X] y la MariPili, cabronas envidiosa. ¿Pero vosotras no sabéis que quién reparte se lleva la mejor parte? Y... ¿quién fue la qué estuvo en primera fila y tuvo la oportunidad de repartir? ja ja jaaaaaaaaa.
Tranquilo, elocuente, claro, simpático, enfático,...leyó su discurso de aproximadamente unas 50 págs. Controlado absolutamente todo, nos ofreció 45 minutos de discurso que nos dejaron a todos con la boca abierta (lo de la Castillo fue casualidad, suele tenerla siempre abierta) e incluso gestos de admiración y simpatía [X]. Dicen que fue un acto donde se saltaron el protocolo en varias ocasiones. Donde se superaron los tiempos de aplauso. Y donde se consiguieron esbozar bastantes sonrisas y algunas carcajadas también cayeron [X]. La Sala estaba repleta de gente y no creo que faltaran más de 2 ó 3 Académicos, Era un discurso difícil (no sólo para los que escuchábamos) pero nuestro Jefe, como no, estuvo a la altura de las circunstancias. Aclaraba los términos más en desuso y su énfasis en la lectura hizo, como siempre, no perder el hilo de la emoción de la historia y disfrutar con ella. No os podéis imaginar lo que puede sentirse cuando se escucha en directo al Jefe leyendo una historia escrita por él y de la época de nuestro querido capitán Alatriste (¿vais siendo más compresivos con mi actual estado?) Como he comentado anteriormente, llegó a arrancar algunas carcajadas de los asistentes (esas veces no nos reíamos de la Castillo [X]) y en esos momentos, con permiso de Arturo, una se sentía orgullosa de él, como si nos corriera la misma sangre por las venas. Os podéis imaginar como debían estar sus familiares. Calculador y preciso procedía a dar sorbos al agua (seguía haciendo mucho calor) en momentos medidos sin perder más que unos pocos segundos y en "parones" más que controlados por nuestro Pájaro (si hubiéramos tenido los ojos cerrados no hubiéramos notado nada, ¡ese es nuestro Jefe!)
Como siempre, todo lo bueno sabe a poco y los 45 minutos aprox., se hicieron muy cortos. Pero para seguir alegrándonos la tarde, el Excelentísimo Sr. Gregorio Salvador que estaba encargado de contestar a nuestro Jefe, nos ofreció un paseo por su vida y....¡¡¡Aaaaayyyyy Marus mías!!!!!!! A pesar de que prácticamente todo lo que explicaba de él lo conocía, escucharlo de boca de Gregorio de la RAE y [X], qué queréis que os diga, casi lloro de la emoción. Me gustó Gregorio, me sorprendió como un señor de unos 70 años o más, estuviera de pie más de media hora aguantando el tipo (podría aprender "la bien peiná" de la Castillo, joder, que no paraba de moverse) leyendo con una claridad absoluta y lo más importante, el gran sentimiento que expresó hacia la persona de Arturo. Por cierto, los asistentes tenemos otro privilegio más, la encuadernación del discurso completo de Arturo y la contestación de Gregorio. Si os portáis bien, igual aprendo a escanear y lo cuelgo en el foro o, mejor todavía, que lo cuelgue File en algún sitio para que no se pierda en el tiempo.Anécdotas se produjeron, algunas muy divertidas, pero que ahora no quisiera enrollarme más pues aún estoy convaleciente (tal y como mi amiga Africana apunta por ahí) y tengo que descansar.
Os cuelgo esto porque no me gustaría que pasara más tiempo sin dejaros esta especie de crónica y compartir algunas vivencias con los amigos de icorso (la casa de Arturo) Así que, ya no os cuento lo del Place que se hace largo y necesito cambio de botella de oxígeno.


( 16 respuestas en total para este mensaje )Árbol de respuestas para este mensaje:
·»¡¡¡¡Aaaay Marus mías!!!! ¿Cómo puede ser estar al lado del Pájaro vestido de pingüino y no morir en el momento? « - Sra.Pi - 24/06/2003 23:08 ·eso no sera verdad o........si grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr(envidia) - mastelerillo - 26/06/2003 11:51 · Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii ¡tía viciosa!!! - Burnel - 26/06/2003 00:32 ·¡¡¡¡¡Oido cocina!!!!! - Seti - 25/06/2003 16:50 · Te nombramos cronista oficial del reino. Tarde pero con este nivel se perdona. Mil gracias... (s/t) - Herblay - 25/06/2003 11:54 · Re: ¡¡¡Marchando una de Pentotal...!!!! - T.S. - 25/06/2003 10:04 · Estírate y cuéntale a estas más cositas y a mí - Lauren - 25/06/2003 10:02 · La envidia me corroe. Sigue contando, anda... (s/t) - Félix de Montemar - 25/06/2003 09:39 · ¡¡ays Pi,que emoción!! - Oliva - 25/06/2003 00:43 · ¿A que no sabéis por qué lo hace tan bien? - Burnel - 25/06/2003 00:28 · Te mataré.....¡¡¡¡¡¡¡¡¡Burnel que nos hemos quedado sin postre!!!!!!!!!!! - Gala - 24/06/2003 23:23 · ¿Sabes una cosa? - Sra.Pi - 24/06/2003 23:31 ·Bueno, vale, aún puedo aguantar uno ratito más - Sra.Pi - 24/06/2003 23:13 · Pues tengo un rato largo de envidia (sana, por supuesto). (s/t) - Edmond - 25/06/2003 19:02 · Ya sabía yo que había algo más.... - Gala - 24/06/2003 23:28 · Aquí la única "trestorná" eres tú... - Sra.Pi - 24/06/2003 23:33 · No seas tan generosa... - Gala - 25/06/2003 08:28


Enero 2003.



( 3 respuestas en total para este mensaje )
Árbol de respuestas para este mensaje:



Volver al listado general de mensajes

Respuesta al mensaje: "El otro perchero de la Academia" de maliciaa


Tu Nombre
Tu EMail
Tema/Título
Tu Careto
Dirección a tu Web
Deseo recibir un EMail cuando mi mensaje sea contestado
Mensaje