Borrar Mensaje Extraido de hepato.com
email 
www 
Fecha  6/07/2001 23:34
  • Host: 213-99-228-197.uc.nombres.ttd.es
  • IP: 213.99.228.197
  • Navegador: Internet Explorer 5.x
  • S.O.: Windows 98

¿QUE SON LAS TRANSAMINASAS?
Transaminasas


La prueba mas solicitada a los portadores de hepatitis C son las transaminasas.

Vamos tentar explicar, de forma simple algunas dudas que la mayoría de los portadores nos hacen llegar al Grupo Optimismo.


¿Lo que son las Transaminasas?


Un paso inicial para detectar problemas en el hígado es una prueba de sangre para determinar la presencia de ciertas enzimas en la sangre, comúnmente llamadas de transaminasas. Debajo de circunstancias normales, estas enzimas residen dentro de las células del hígado. Pero cuando el hígado esta con problemas, estas enzimas son derramadas en la corriente sanguínea.


Entre las más sensibles de estas enzimas y entre las más representativas están las transaminasas. Ellas comprenden la aminotransferase de aspartate (AST o SGOT o TGO o GOT) y la aminotransferase de alanine (ALT o SGPT o TGP o GPT). Estas enzimas normalmente se encuentran dentro de las células del hígado. Si el hígado esta con algún problema, las células derraman las enzimas en la corriente sanguínea, elevando los niveles de estas enzimas en la sangre siendo un indicador del problema que pueda existir.


Las transaminasas catalizan reacciones químicas en las células en las cuales un grupo de amino es transferido de una molécula donadora a una molécula recipiente. Por esto, es que es dado el nombre de “transaminasas”.


¿Normalmente, donde las transaminasas son producidas?


TGO ( AST o SGOT o GOT) normalmente es encontrado en una diversidad de tejidos inclusive el hígado, corazón, músculos, riñones, y cerebro. Es liberado en la sangre cuando cualquiera de estos tejidos se encuentra con algún problema. Por ejemplo, su nivel en la sangre sube con ataques de corazón y con desordenes en los músculos. Por lo tanto no es un indicador altamente específico de daño en el hígado.


TGP (ALT o SGPT o GPT) es encontrado en su mayor parte en el hígado. Este no es producido exclusivamente por el hígado, pero es donde se encuentra mas concentrado. Es liberado en la circulación sanguínea como resultado de daño hepático. Sirve entonces como un indicador bastante específico del estado del hígado.


¿Lo que son los niveles normales de TGO y TGP?


La gama normal de valores para TGO es de 5 a 40 unidades por litro de suero (la parte líquida de la sangre).


La gama normal de valores para TGP es de 7 a 56 unidades por litro de suero.


Estos valores dependen del fabricante de la prueba. Es necesario siempre verificar cuales son los valores de referencia para poder comparar los resultados. Tiente, siempre que posible, hacer las pruebas en el mismo laboratorio, así podrá ser realizada una media comparativa de los resultados.


¿Lo que significa tener resultados de TGO y TGP elevados?


TGP y TGO son indicadores sensibles de daño hepático en diferentes tipos de enfermedades. Mas debe ser enfatizado que tener niveles más altos que lo normal de estas enzimas no indica, necesariamente, una enfermedad hepática establecida. Ellas pueden indicar algún problema o no. La interpretación de los niveles altos de TGO e TGP depende del cuadro clínico en general y así lo mejor es que esto sea determinado por médicos experimentados en hepatología.


Los niveles de estas enzimas no miden a extensión de daño en el hígado o muestran un pronostico de la marcha futura. Así, los niveles de TGO y TGP no pueden ser usados para determinar el grado de daño hepático o indicar el futuro. En pacientes con hepatitis A aguda, las TGO y TGP son muy altos (algunas veces alcanzan millares de unidades), pero la mayoría de estos pacientes con la hepatitis A recupera completamente el hígado, no quedando ningún daño.

En la hepatitis C solo es observada una pequeña elevación en las TGO y TGP, sendo que algunos de estos pacientes pueden haber avanzado para una enfermedad crónica con fibrosis o cirrosis.




¿Que enfermedades causan niveles de transaminasas anormales?


Son encontrados niveles mas altos de TGO y TGP en desordenes que causan la muerte de numerosas células (necrosis hepática extensa). Esto acontece en las hepatitis agudas A y B, en el daño pronunciado infligido por toxinas como la de una overdosis de acetaminofen (TYLENOL) o cuando el hígado es privado de sangre fresca que trae oxigeno y nutrientes. Las transaminasas en estas situaciones pueden variar de diez veces los limites superiores a lo normal para millares de unidades por mililitro.


Moderadas elevaciones de las transaminasas son comunes. Ellas son encontradas frecuentemente en pruebas de sangre de rutina en individuos saludables. Los niveles de las transaminasas en tales casos normalmente se sitúan entre 2 veces los limites superiores a lo normal y varias centenas de unidades. Es siempre importante se hacer la media de los últimos cuatro resultados encontrados, para saber al cierto como están las transaminasas.


La causa más común de moderadas elevaciones de estas enzimas es el hígado graso (esteatoses). La causa mas frecuente de hígado graso es el abuso de alcohol. Otras causas de hígado graso pueden ser la diabetes y la obesidad. La hepatitis C también está se tornando una causa importante de elevaciones de las transaminasas.


¿Que medicamentos causan niveles de transaminasas anormales?


Algunos medicamentos pueden elevar las transaminasas, entre ellos tenemos los que contienen los siguientes principios activos:


Medicamentos para alivio del dolor que contienen aspirina, acetaminofen, ibuprofen, neproxen, diclofenac y feenybutazone.

Medicamentos de antiataque apopléctico con fenytoin, ácido valproico, carbamazepine y fenobarbital.

Antibióticos como las tetraciclinas, sulfonamidas, isoniazid (INH), sulfametoxazole, trimetoprim, nitrofurantoin, etc.

Fármacos para el colesterol como el “statins” y la niacina.

Fármacos cardiovasculares como amiodarone, hidralazine, quinidine, etc.

Anti-depresivos del tipo tricyclic.


Con anormalidades en las transaminasas, originadas por medicamentos, los valores vuelven al normal semanas o meses después de parar con los medicamentos.



¿Cuales son las causas menos comunes de niveles de transaminasas anormales?


Causas menos comunes de transaminasas anormales pueden ser la hepatitis B crónica, la hemocromatosis, la enfermedad de Wilson y la hepatitis autoinmune.


A pesar de no tan común cuanto en la hepatitis C, la hepatitis B puede se tornar crónica con resultados anormales en las transaminasas.


Hemacromatosis es un desorden genético en el cual hay absorción excesiva de hierro ingerido en la alimentación conduciendo a la acumulación de hierro en el hígado y produciendo inflamación que puede llevar a la fibrosis y a la cirrosis.


La enfermedad de Wilson es un desorden hereditario con acumulación excesiva de cobre en tejidos diversos inclusive el hígado y el cerebro. Cobre en el hígado pode producir inflamación y el cobre en el cerebro puede causar problemas psiquiátricos y perturbaciones motoras.


La hepatitis autoinmune es provocada por los propios anticuerpos del organismo y sistemas de defensa que pasan a atacar el hígado.


Raramente las transaminasas anormales pueden ser un señal de cáncer en el hígado.



¿Cómo las personas saludables, con transaminasas anormales deben ser investigadas?


El diagnostico de pacientes saludables con transaminasas anormales debe ser realizado de forma individualizada. El médico puede pedir resultados de pruebas de sangre antiguas para comparación. Si ningún registro antiguo esta disponible, será necesario repetir las pruebas de sangre por semanas o meses para ver si estas anormalidades persisten. El médico procurará factores de riesgo para las hepatitis B y C que pueden ser las de múltiplas parejas sexuales, historia de transfusiones de sangre, uso de drogas inyectables o aspiradas o la exposición profesional. Una historia familiar de enfermedades puede indicar la posibilidad de enfermedades hereditarias como la hemocromatosis o la enfermedad de Wilson,


El padrón de anormalidades de las transaminasas puede proveer pistas útiles de la causa de la enfermedad. Por ejemplo, la mayoría de pacientes con enfermedad de hígado alcohólica tiene niveles de transaminasas que no son tan altas cuanto os niveles observados en las hepatitis virales agudas y la TGO tiende a se tornar mayor que la TGP. Así, en la enfermedad del hígado alcohólica, la TGO está normalmente debajo de 300 unidades y la TGP normalmente se queda debajo de 100 unidades.


Si el alcohol o los medicamentos son los responsables por los niveles anormales de as transaminasas, al eliminar el uso de alcohol o del medicamento los niveles deberán volver al normal en semanas o meses. Si se sospecha que la obesidad es la causa del hígado graso, una reducción del peso de 5 a 10 también debería traer las transaminasas a niveles normales o próximos de lo normal.


Si las transaminasas anormales persisten, a pesar de la abstinencia del alcohol, reducción de peso y con la eliminación de los fármacos sospechosos, deberán ser realizadas pruebas de sangre para diagnosticar otras enfermedades en el hígado. Se debe testar la presencia de hepatitis B y C, el nivel de hierro y la ferritina, que es normalmente elevada en pacientes con hemocromatosis. Los niveles de ciertos anticuerpos específicos pueden estar elevados en pacientes con hepatitis autoinmune.


La ecografía puede ser usada para excluir sospechas de tumores que puedan estar obstruyendo los canales que conectan el hígado.


La biopsia es un procedimiento donde una aguja es insertada por la piel encima del abdomen superior para obtener una pequeña cantidad de tejido hepático para ser examinado en un microscopio. No todos los que tienen las transaminasas anormales precisan de una biopsia. El médico normalmente recomendará este procedimiento sí:


1) las informaciones obtenidas en la biopsia serán de utilidad para planear el tratamiento,

2) el médico precisa saber la extensión y la severidad del daño hepático, o

3) valorar la efectividad o necesidad de tratamiento.


¿Existen otras enzimas?

Fuera las TGO e TGP, hay otras enzimas que pueden ser la fosfatase alcalina y la gama glutamil transaminasas (GGT) las cuales son testadas durante el tratamiento de la hepatitis o en pacientes con enfermedades mas avanzadas.


En este articulo nos restringimos a las TGO y TGP porque ellas son as mas utiles e importantes en el control de la hepatitis C.


Carlos Varaldo

Grupo Optimismo
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               





Volver al foro

Responder


Nombre / Nick
EMail
Subject / Titulo
Link a tu Web
Recibir un email
     cuando mi mensaje sea contestado
Mensaje