Martin R     Fecha  21/02/2004 17:08 
Host: 62.95.91.44    IP: 62.95.91.44    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Reflexión sobre el Salmo 23   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Hola Amigo:


El vigésimo tercer Salmo es bien querido alrededor del mundo. A través de éste canto se nos proporciona intimidad y confianza con Jehová. Sentimos una quietud, serenidad, renovación, valor y fuerza. Es un bello ejemplo de una confesión de fe

El Salmo 23 nos da un enorme consuelo y fuerza. Me asombra la manera como personas de todo tipo se acuerdan de estas palabras en tiempos de crisis y dolor. Casi siempre guardamos este Salmo para los momentos de apuros y aflicciones. Generalmente se usa en los funerales, Pero no solo en estos momentos debemos recordarlo. Al igual que el resto de la Biblia fue escrito para nuestra instrucción y para que aprendamos de el la esperanza que Dios nos ha enviado a saber, la vida eterna en el Reino de Dios. Te invito a que lo revisemos juntos:



Jehová es mi pastor,
nada me falta;
en verdes pastos él me hace reposar
y a donde brota agua fresca me conduce.
Fortalece mi alma,
por el camino del bueno me dirige
por amor de su Nombre.

Aunque pase por oscuras quebradas,
no temo ningún mal,
porque tú estás conmigo,
tu bastón y tu vara me protegen.

Me sirves la mesa
frente a mis adversarios,
con aceite perfumas mi cabeza
y rellenas mi copa.
Me acompaña tu bondad y tu favor mientras
dura mi vida;
mi mansión será
la casa del Señor
por largo, largo tiempo.

----------

Jehová es mi pastor,
nada me falta.



La congregación de Dios formada por los humanos fieles que hacen su voluntad son como ovejas para el. (Salmo 95: 6, 7) La ovejas son con frecuencia usadas en la Biblia como simbolo de obediencia. Tal como las ovejas de un rebaño son obedientes y siguen a su pastor, asi quiere Jehová que su adoradores se comporten mientras el se encarga de que a sus ciervos fieles nada les falte. Jesus lo ilustró de una forma muy hermosa en Mateo 6: 25 al 33



en verdes pastos él me hace reposar
y a donde brota agua fresca me conduce.



Dios ha preparado para nosotros un paraiso, el mismo que perdieron Adan y Eva pero ahora extendido a toda la Tierra, David recuerda en este Salmo que Jehova nos conduce allí (Isaias 65: 21 – 25)



Fortalece mi alma,
por el camino del bueno me dirige
por amor de su Nombre.



Proverbios 18:10 lo ilustra de una forma sorprendente: “El nombre de Jehová es una torre fuerte, hacia ella corre el justo y se le da protección”. El salmo nos recuerda que es Jehová quien puede trazar nuestro camino para que nos vaya bien. El sábio rey Salomón lo expresaba en proverbios 3: 5, 6.



Aunque pase por oscuras quebradas,
no temo ningún mal,
porque tú estás conmigo,
tu bastón y tu vara me protegen.



En su inmensa sabiduria y en su inquebrantable fe en Jehová el rey David lo expresaba en el Salmo 118: 6: “Jehova esta de mi parte, no temeré, ¿Que puede hacerme el hombre terrestre?” Dios nunca desampara a los que le sirven con lealtad.


Me sirves la mesa
frente a mis adversarios,
con aceite perfumas mi cabeza
y rellenas mi copa.



Que reconfortador es saber que Dios se preocupa por nosotros y no dejará que nos falte nada. El apostol pablo lo mostraba en 1corintios 9: 10 – 11. David tambien reconocia que era Jehová la fuente de su subsistencia cuando lo mostro en el Salmo 104: 13 – 15.


Me acompaña tu bondad y tu favor mientras
dura mi vida;
mi mansión será
la casa del Señor
por largo, largo tiempo.



El Rey David conocia las escrituras y sabía que el reino de Dios no llegaría en sus días, aun tenía que llegar el mesias y ofrecer su vida el rescate por la humanidad. (Isaias 9: 6, 7, ver tambien Mateo 20:28) Pero aun asi sabía que era sabio estar del lado de Jehová mientras durara su vida, pues cuando llegara el reino de Dios (Daniel 2: 44) y la Tierra fuera convertida en un paraiso(Salmo 37: 29) Dios lo consideraría justo, lo levantaria de entre los muertos (Juan 5 : 28, 29) y le premiaría con la vida eterna por largo largo tiempo(Salmo 37:34).


Como David, tu tambien puedes ver en el Salmo 23 una esperanza de vida. Pero más que recitarlo en tu funeral, querida Francia, me encantaria que lo entonaramos juntos alabando a Jehová estando vivos, confiando en que ahora son los tiempos del fin y Dios traerá muy pronto para nosotros un paraiso dotado con la vida eterna y nos privara de la amarga experiencia de morir. (Revelacion 21: 3, 4.)



No falta ya mucho tiempo Amigo, es la hora de que tu, yo y todos los que amamaos a Dios nos volvamos a El y nos unamos a su verdadera adoración. Dios no es lento en cumplir su promesa pero aun nos esta esperando 2 Pedro 3 : 9 ¿Que harás tu?



Que la Paz de Dios sea contigo

Para mas información escribeme a [email protected]





                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
 

Respuestas (16)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje